Joven diseñador chileno encuentra el milagro contra la paraplejia

Un sencillo armazón con un sistema de poleas, palancas y apoyos les entrega la posibilidad de caminar a personas con discapacidad en sus extremidades inferiores.

Joven diseñador chileno encuentra el milagro contra la paraplejia

Joven diseñador chileno encuentra el milagro contra la paraplejia

Fue una de las estrellas de la primera gran feria de inventos y marcas que organizó a principios de agosto en Santiago el estatal Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (Inapi).

Las 50 mil personas que llegaron hasta el centro cultural Estación Mapocho se maravillaron con la creatividad local, uno de cuyos máximos íconos fue la creación del hasta entonces desconocido Álvaro Hurtado, egresado de la carrera de Diseño Industrial.

Entre requerimientos de prensa, múltiples consejos y ofrecimientos varios, el joven de 24 años se mantiene sereno. Una inesperada fama le otorgó un exoesqueleto carente de motores o bastones, un sencillo armazón que, a través de un sistema de poleas, palancas y apoyos, consigue para personas con discapacidad en sus extremidades inferiores el milagro de volver a caminar.

Por lo mismo, bautizó su proyecto como Lázaro, en alusión al personaje del libro sagrado del cristianismo a quien el mesías Jesús resucita tras cuatro días en el sepulcro con la célebre fraselevántate y anda”. Quizá también por eso, el ex alumno de la Universidad La República tiene algo de conciencia de que el invento lo puede hacer millonario, aunque dice no interesarle demasiado.

Testimonio de ello es que ya fijó en unos 555 dólares el valor comercial de su innovación, pese a que le han sugerido cobrar como mínimo el triple de dicha cifra.Yo estoy súper bien, tengo todo lo que necesito y sé que hay gente que ni siquiera podría pagar por el exoesqueleto un tercio de su costo original”, plantea con toda seguridad.

No es magia

“Como inventor, como me denominan, pero más como diseñador industrial, mi trabajo es generar productos nuevos e innovadores”, dice.

Su próximo paso es fijar su armazón a una plataforma para personas con mayores capacidades para movilizarse y evitarles, por ejemplo, la descalcificación de sus huesos producto de su obligado sedentarismo, o una versión con pequeños motores que les permitan a aquéllos más vigorosos no solamente avanzar en línea recta, sino que también girar.

Y advierte: “La operación de Lázaro no es mágica, sino que se asemeja a andar en bicicleta”. Está disponible para quienes sufran de lesiones en zonas bajas, entre las vértebras 9ª y 12ª, a causa de traumatismos, mielitis e incluso la malformación congénita conocida como espina bífida, pero no para quienes presenten quistes en la columna ni problemas articulares.

Al ser consultado por los motivos de su especial esmero por brindarles la oportunidad de la rehabilitación a los discapacitados, Hurtado contesta: “Uno no puede explicar el desarrollo de una idea para que todos entiendan, porque es un proceso muy personal. Sencillamente, tengo una asimilación de conceptos e ideas y, de repente, me llega la solución a lo que necesitaba a la hora, por otras vías. Con el exoesqueleto no tuve especial inspiración, sino que partí con una estructura realmente tosca”.

~ by acercadechile on February 5, 2010.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: